domingo, 22 de enero de 2012

DONDE HABITA EL DESTINO


Dicen que debajo de la piel, habita

el destino, que no se alimenta

con recuerdos de flores secas

adheridas a las páginas de un diario.

Dicen, que sólo hay una forma

de saber cuándo te envía a alguien.

Si el vello se te eriza al contemplarle

y los ojos adquieren inusitados brillos.

Dicen que el destino, habita

en las estrellas que viven cada noche.

Si así fuese, no crecerían

cactus y rosas en cada atardecer.

Siendo así, ¿por qué te obcecas en envolver

cada día, con tormentosos gestos?.

Aleja el clamor de oscuros presagios,

empapa tu presente de sonsisas.

Dicen, que no es posible predecir.

Dónde habita el Destino.

+++++++++++++++

(R.J.M./ 8.1.12)

1 comentario:

Julie dijo...

Hermoso poema. Me ha encantado leerte Rosa. "El destino que no se alimenta con recuerdos de flores secas... " Precioso. Un abrazo.