viernes, 9 de noviembre de 2012

AL AIRE DE UNA LIBÉLULA



El amor, la esperanza,
hay que sujetarlos;
como lo hace la libélula
en la brizna de hierba.
Llega su fragilidad
al aire de una rosa
y expande sus colores
amorosamente.

(R.J.M./30.9.12)

2 comentarios:

Julie dijo...

El Amor y la esperanza, hay que sujetarlos, para que este mundo no se marchite del todo. Hermoso poema.

Mª Ascensión dijo...

Muy bello Rosmar y muy interesante todo lo que relacionaste sobre la libélula y mira que parece tan frágil! Un abrazo, amiga