martes, 13 de julio de 2010

CIBAYÍ (MARAVILLA)




CIBAYÍ (Maravilla)

¡Ay!. Cómo quisiera niña maravillosa,
cómo quisiera mi Cibayí
cambiar tu noche oscura,
llenarla de luciérnagas.

Acunar tus sueños, darte el tesoro
de todos mis anhelos,
convertir tus auroras
en campo de claveles.

Y tejer una alfombra de amapolas
donde posar tus pies de bailaora,
mientras suenan las cantiñas
de tu “mare Rosa”
y repiquetean los tanguillos
que lanzan al revoleo tu bata de cola.

¡Ay!. Cómo quisiera que la luna
alcanzaras, arrullando el alma,
vibrando al ritmo de tu pecho
con el tañido de las castañuelas.

Cuentas con la siembra de tu alegría
que florece en todos los que te miran.
¿Qué más puedo pedir mi Cibayí?
Maravilla de estrella que mis noches guía.

*******************
M.R. Jaén (10-7-2010)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A través de un@ amig@ común he seguido el desarrollo de tu vida literaria. El último poema que has publicado, ha terminado de herir mi sensibilidad gramatical. La palabra que empleas en Cibayí,tañir, no es correcta, es tañer. También utilizas los tiempos verbales y los pronombres personales como te sale de esas partes... Otra cosa, si yo fuera una de las personas a las que dedicas los poemas (que por otra parte deben ser muy importantes en tu vida), me sentiría, cuando menos, una mierda. A ellas no las conozco pero deben ser muy importantes en tu vida y no deben entender de poesía ni de literatura, pero sí gustarles aparecer en tu blog. Niña, aprende gramática primero, y luego escribe. Espero ver otra cosa mejor en el futuro.

Rosa del aire dijo...

Anónim@, para ser un o una desconocid@, parece que te has tomado mucho interés por seguir mi vida literaria. Es mi deber decirte como escritora, que tu sensibilidad gramatical es de una ignorancia supina. Primero, deberías saber leer y ponerte unas gafas, verías que no utilizo en ningún momento el verbo tañer, sino la palabra: tañido (Sonido de un instrumento que se tañe, es decir, que se toca con los dedos. En este caso las castañuelas)
Yo diría que sí, que debes sentirte como una boñiga, porque ignoras la categoría poética, literaria y, sobre todo, humana de las personas a las que estás insultando. Puede que sepas mucha gramática, pero de la “parda”. Tú, un engendro fantasmal, debes saber que en este blog ya lo tienes todo dicho, porque lo primero que se exige es, RESPETO, algo que tú ni conoces ni has aprendido, por tanto, no debes esperar que en el futuro te dedique la más mínima atención.
Este es un jardín donde el estiércol es enterrado para que las flores huelan mejor y los asnos no tienen cabida.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

La verdad es que iba a contestar al anónimo ese, pero se me ha adelantado la dueña del blog.
Es lamentable que se utilice un comentario para insultar y faltar al respeto. Si algo no le gusta, con no volver, suficiente, pero soltar descalificaciones en ese tono (algunas equivocadas como lo de "tañer" me parece grosero. Tratar de "niña" a quien acoge el comentario, afirmar que se sentiría como una "mierda" y otras afirmaciones cercanas a lo soez, me parecen inapropiadas y pedantes, como poco.
No tengo por qué defender lo que escribe Rosa, lo hace como ella cree y si le sale mejor o peor es su problema que ya solucionará, pero "corregir" de esa manera y desde posición anónima me parece miserable.
Como aproximadamente dice la autora en su contestación: La sensibilidad gramatical del tal anónimo es dudosa aunque presuma, la sensibilidad personal, deleznable.
Un abrazo, rosa, y si quieres algo de mí, ya sabes cómo trabajo yo este ingrato oficio de los versos. A tu disposición.
Enrique Gracia

CoRaZoN_ToCaO dijo...

Me parece que ya todo este dicho,pero si quiero hablar del poema que si vale la pena.Hermoso amiga mia,como solo tu sabes hacer,como el flamenco mismo,con esa "bailaora"que supongo tenga muy buen nombre.Te quiero mucho mi gran poeta,besos miles...

Julie dijo...

Querida amiga, se puede hacer crítica constructiva de otra forma, todos cometemos errores y a todos nos gusta saber en qué nos hemos equivocado, pero hay formas de decir las cosas, sin insultos, con sugerencias, con amor a las letras y ante todo, con respeto al poeta, al escritor. Y lo mismo que se hace ostentación de los supuestos errores de otra persona, se debe tener el pundonor de dar la cara... Esta persona se esconde y eso no es válido, no es honesto. Tu poema es precioso María Rosa, hace honor a la bailaora, a la "mare Rosa" y merece todo mi elogio. En cuanto al error cometido, no lo veo, ya que estás hablando del son particular que se emite con un instrumento, cualquier instrumento... "sonido de la cosa tocada"...
Creo que no merece tanta atención este Anónimo que se paró en tus letras no para construir, sino para atizar tu verso. Necesitamos aprender de los que saben más, -sin máscaras-
y enseñar a los que saben menos - con sencillez- Este crítico no es precisamente un ejemplo. Me duele que ocurran estas cosas. Un abrazo de tu amiga, Julie