jueves, 5 de mayo de 2011

Una sombra






Había una vez una sombra
que mordía mis pasos
por campos y calles.

Pensé:
¿Podré matar una sombra?
Y la maté.

Con el grito que sólo yo oigo,
enloquezco sin sombra.
****************

R.J.M. /5.5.11

2 comentarios:

Juan Calderón Matador dijo...

Querida Rosa, a veces deseamos cosas que después de conseguidas nos producen dolor. Todo lo que nos rodea, incluida nuestra sombra, forma parte de nosotros, y es ineludible para alcanzar el conocimiento. Besos

Julie dijo...

Muy bello poema con reflexión sobre lo que es la sombra. Matar la sombra, muy linda metáfora Rosa. Hermoso poema. Un abrazo y mi cariño de siempre.