domingo, 12 de febrero de 2017

A BOCANADAS

(Crna Gora, Mar Adriático)

A BOCANADAS
Necesito absorber el aire de la vida,
siento que cada día la dejo transcurrir 
sin que fluya un poema, una canción.

A bocanadas
en volutas de humo que se pierden
en la espiral del tiempo
porque a todos nos acecha la soledad.

A bocanadas
refluye la boca sus arcadas,
ante las noticias de tantas pérdidas
de mujeres en manos de sádicos,
de vidas destruidas cruelmente.

A bocanadas
de sangre, de personas que no son
dignas de llamarse humanas
y fanfarronean su perversión.

A bocanadas
se escapan las ráfagas de aire
y no hay muros que contengan
toneladas de esperanzas,
solo sobreviven las malas hierbas.

A bocanadas
quisiera extender el perfume
de jazmines y hierbabuena
flotando en aguas de los ríos
que van a dar a mares
ensangrentados.

Foto: Montenegro, ab.2015
(R.J.M/12.2.17)

3 comentarios:

Esther Planelles Arráez dijo...

El instinto y la razón nos llevan a vivir "a bocanadas"; cuando la esperanza desaparece, ese mismo instinto nos presenta la otra cara de la moneda. Es un poema hermoso, tanto por su forma como por su contenido, Rosa.

Un abrazo.

Rosa del Aire dijo...

Muchas gracias, Esther, por comprender el significado de lo que quería decir, los días no llegan plenos de malas noticias, son las malas hierbas. Es curioso porque recordé los pensamientos que tuve cuando hice la foto. El mar Adriático
tan ensangrentado.
Besos y abrazos.

Rosa del Aire dijo...

Una pregunta, Esther. ¿Por qué no puedo acceder a Verifábulas? Lo mismo me sucede con mis otros blogs.